En panuelosygorrosmayma.com queremos ayudarte. Por eso vamos a explicar a qué nos referimos cuando decimos que vendemos gorros especiales para alopecias producidas por los efectos secundarios de la quimioterapia y los tratamientos oncológicos.

Una serie de características que hemos probado personalmente; y, por qué no decirlo, padecido las consecuencias de no haberlas tenido en cuenta por desconocimiento o por despiste.

Sobre el tejido con el que están fabricados

Los tejidos naturales son menos proclives a producir alergias o irritaciones en el cuero cabelludo que los sintéticos. Y mucho cuidado, también, con aquellos productos que lucen tejido natural por el exterior pero presentan forros, etiquetas o hilos de costura de material sintético por el interior; que no se ven pero es precisamente, donde más molestan.

También es muy importante que la fabricación del tejido con ese material ofrezca una solución transpirable; es decir, que permitan respirar de manera natural a la piel que está debajo y sobre todo esas zonas que están en contacto directo con el tejido.

Los gorros que ofrecemos en panuelosygorrosmayma.com son de tejidos naturales 100%. Una selección del mercado que ofrecen una alta calidad y seguridad.

Sobre la forma

El gorro que elijamos debe de ser capaz de ofrecer una cubrición perfecta de la cabeza; sobre todo de aquellas zonas en las que se puede notar la falta de cabello (patillas, nuca, etc.), pero sin que eso dificulte la colocación, quede incómodo o tenga un aspecto poco natural.

Es importantísimo, además, que no tengan ningún tipo de costura interior que pueda resultar incómoda, apretada o provocar rozaduras o sensación de agobio.

Protección solar

Un gorro es un filtro físico de protección solar. Evita la exposición al sol del cuero cabelludo que es muy proclive a sufrir quemaduras, tanto por su forma de exposición como por la falta de costumbre a esa exposición.

Gracias a su tejido, podemos garantizar que los gorros que ofrecemos en panuelosygorrosmayma.com proveen de una protección a los rayos del sol de Factor +50 como mínimo.

Debéis tener en cuenta que los gorros están fabricados contando con que el pelo forma una especia de capa de protección entre la piel y el tejido del gorro; que nosotras, al menos por un tiempo, no vamos a tener.

Su forma debe aportar, además, el volumen que falta por la razón de no tener pelo; que puede provocar un aspecto apelmazado o aplastado.

Poco a poco iréis encontrando el estilo que más os favorece; pero esta receta hará que muchas de vosotras evitéis cometer los errores que muchas de nosotras hemos cometido ya.